Mujer le amputó el pene a su amante con una tijera en Argentina y piden 13 años de prisión

0
47

La joven reconoció que planeó el ataque con una tijera de podar porque su amante le exigía enviarle fotografías suyas, además de un video, que luego exhibía a sus amigos.

Brenda Barattini está acusada de homicidio agravado. Foto: La Nación | GDA

Brenda Barattini está acusada de homicidio agravado. Foto: La Nación | GDA

Brenda Barattini es una mujer de 28 años que hace dos que está presa. Este miércoles participará de la audiencia en la que se la juzgará por amputarle el pene a su amante en Córdoba (Argentina) con una tijera de podar.

La Fiscalía la acusó de tentativa de homicidio agravada por alevosía y pidió 13 años de prisión. «La pena está dentro de los parámetros que fija la ley», dijo la fiscal del caso Laura Battistelli y agregó: «Está más próxima al mínimo que al máximo que prevé la ley».

«La razón es que más allá del tipo penal y agravantes, juegan las consecuencias de la lesión, que es gravísima, tanto en su índole vital como sexual. Este tipo de lesiones debe tener una carga y una respuesta por parte de quienes juzgamos», explicó.

Barattini reconoció que planeó el ataque con una tijera de podar porque su amante le exigía enviarle fotografías suyas, además de un video, que luego exhibía a sus amigos.

«Él me trataba como un trofeo, me hacía ver como una cola. Yo era la cola. Vulneró mi intimidad, mi vida y mi carrera. Se había arruinado todo», explicó.

Barattini, que se había recibido de arquitecta poco antes del hecho, en noviembre de 2017, sostuvo: «Realmente estoy muy arrepentida de lo que hice. Quiero seguir con mi vida normal. Ya no aguanto más».

La mujer está presa en la cárcel de Bouwer, donde comenzó a cursar la licenciatura en Letras, la licenciatura en Historia y Abogacía en el marco del programa «Puedo», que se inició este año en el área de mujeres. Rindió exámenes con muy buenas notas.

Hace un año dio a conocer una carta en la que decía: «Quien se hace llamar ‘víctima’ tiene nombre: Sergio F.; él está bien, sano, por ello bajaron la calificación de mi carátula de lesiones gravísimas a lesiones graves».

«Lamentablemente siento que me he tenido que inmolar, yo soy responsable. pero no ven mi daño. El daño de Sergio F. es reparable. De hecho, ya está reparado. El mío no se repara. y se incrementa en este establecimiento calamitoso, sometida a condiciones insalubres que no imaginan», agregaba.


La fiscal aseguró que la víctima «se salvó por una serie de hechos fortuitos», pero podría haber muerto desangrado si no salía del departamento; una vecina lo ayudó y en el Hospital de Urgencias había un urólogo de guardia. En sus primeras declaraciones Barattini afirmó que él había intentado violarla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí